Los humanos somos animales de costumbres. Lo desconocido nos cuesta y nos da pereza. Somos muy fans del “más vale malo conocido”. Cuando doy cursos o charlas, surge esta pregunta con recurrencia, así que hoy intentaré responder a “por qué necesitas un CRM ”.

 

Para contarte por qué necesitas un CRM, voy a comparar un CRM con sus sustitutos habituales, para que veas si te suena alguna de las situaciones descritas. 

 

No necesito un CRM, tengo mi agenda de mano

 

Esa bendita agenda. Flexible, versátil, adaptable, apuntas lo que quieres en cualquier sitio y nunca falla, salvo que se caiga en un charco o termine en la lavadora o en manos de un caco de bolsos.

Conozco gente con sistemas muy depurados de uso de agenda manual. Una disciplina y constancia que les daría unos resultados espectaculares online.

 

¿Por qué necesitas un CRM en lugar de tu agenda de mano?

¿Cuánto tardas en saber el coste de ventas de tus servicios? Si tienes que saber cuántas reuniones y de cuantas horas te ha costado la firma de un nuevo contrato, ¿cómo lo calcularías? ¿Pasando hojas para atrás y sumando de memoria?

¿Y si es un contrato que empezaste a negociar el año pasado? Ah no, eso está en casa, en la agenda del año pasado y no puedes calcularlo ahora mismo desde un bar.

 

pero Alba, ¿qué me importan el número de horas? Esas horas son tu coste de venta y afectan al precio por el que puedes vender tus productos. Es una información de lo más relevante que un CRM bien alimentado te daría en menos de 3 clics.

 

Dime que no te hace falta saber el precio justo de tus productos, y te dejo seguir usando la agenda de mano.

 

 

No necesito un CRM, tengo buena memoria

 

¡Qué suerte! la mía es catastrófica.

¿Cuantos contactos puedes mantener en la memoria ordenados? Los estudios calculan que menos de 100. Si necesitas un par de ventas grandes al mes, es posible que tu memoria te sirva muchos años más, pero si necesitas cerrar más de 30 ventas al mes, empezarás a notar lapsus y fallos.

La mayoría de personas que confían en su memoria tardan mucho tiempo a admitir que necesitas ayuda digital porque sienten que ningún CRM les dará la rapidez que les de su cerebro. Cierto.

 

¿Por qué necesitas un CRM en lugar de tu memoria?

 

Porque el CRM es compartible. Si tienes intención de escalar y hacer crecer tu negocio, la memoria no sirve. Tus empleados, compañeros o socios se pasarán el día llamándote para pedirte información. Pronto en vez de disponer de horas libres por haber contratado a una persona extra, estarás más estresado que nunca, pensando que la otra persona no sirve para nada.

 

Como dice la canción del verano “no eres tú, no eres tú, soy yo”. Si quieres crecer empieza a sistematizar. Al principio te costará un poco, pero al medio plazo verás que te permite tener la vida que querías.

 

Si vas a decir que no a los clientes que vengan a tu puerta para no crecer y tienes menos de 5 citas a la semana, te permito que sigas usando tu memoria

 

 

 

No necesito un CRM, tengo Google (calendar, gmail y contacts)

 

Como diría una de las mamis que toma café conmigo “la falacia del autónomo”. Obvio que esta combinación es mejor que la agenda de papel o que la memoria, pero es quedarse a medias: inviertes en digitalizar la información pero no le sacas ningún partido,

 

¿Por qué necesitas un CRM en lugar de Gmail?

Para tener conclusiones rápidas y tomar decisiones adecuadas. Por ejemplo, cuando te llega una invitación para ir a un evento de networking de pago ¿cómo sabes si te saldrá a cuenta? Con un CRM con datos de varios meses, puedes trazar cada venta hasta su origen y saber cuántas ventas te reporta cada euro que inviertes en Facebook o en eventos presenciales. Así evitas invertir en los canales equivocados.

 

Si tienes dinero para ir tirando por ahí con control ni estadísticas, te permito que sigas con Gmail.

 

 

No necesito un CRM, porque vendo poco

¿Y vas a vender poco siempre? conozco pocos negocios que sigan abiertos vendiendo poco. En algún momento tendrás que empezar a vender más o mucho más.

 

El momento de vender poco es el momento perfecto para sistematizar y automatizar. Así puedes crecer ordenado, en vez de esperar a tener un caos montado para buscar ayuda.

 

 

¿Cuál es tu excusa? Si eres de los que tiene pavor a vender o te sudan las manos cuando tienes que presentar tus tarifas, no te vayas de este blog, porque a partir de la próxima semana, cada martes tendrás un capítulo sobre cómo vender en diferentes medios.

 

Si quieres información adicional sobre qué es un CRM y cómo elegir el más adecuado, puedes ver este artículo