En todas partes lees que con un CRM podrás vender mucho más, pero por muchos que pruebas no acabas de encontrar el truco para que eso sea cierto. ¿Te pasa? Seguramente tengas un negocio online.  Los CRM se diseñaron para negocios offline y adaptarlos al entorno del producto digital tiene algo de miga. En este artículo voy a valorarte las 3 soluciones CRM para negocios online que dan resultados reales para mantener tus contactos ordenados. 

¿Un negocio digital necesita un CRM?

Yo conozco poquísimos negocios que vendan exclusivamente online sin contactos, partners, amigos y apoyos. Aunque tu producto sea 100% online, tu venta suele producirse en el mundo real, cara a cara, porque esa es la manera de ganarte la confianza de las personas: mirándolas a los ojos. 

Aquí es donde el CRM cobra importancia: en la gestión de los contactos que no son clientes porque lo que necesitas si o si es tener tus contactos ordenados. 

Un CRM es una herramienta donde apuntas posibles colaboradores, socios, proveedores, ponentes, partners, distribuidores, afiliados… hay decenas de otros roles que interactúan con tu negocio online que no son clientes y/o suscriptores. 

¿Qué es un CRM?

Antes de decidir, vamos a entender bien qué es y para qué sirve un CRM, porque suelo encontrar confusión al respecto. 

Un CRM es un sistema donde apuntas tu seguimiento comercial con contactos y posibles clientes. Un CRM bien alimentado te recuerda que llames a un contacto, que hagas seguimiento de un presupuesto o que no ataques a cierto tipo de clientes porque no te salen a cuenta. 

Voy a aclarar que el CRM no factura. Es decir, el CRM no tiene datos de facturación y pagos salvo que lo tengas integrado con tu sistema de facturación. Es importante que tengas esto claro para poder decidir el CRM ideal para tu negocio online.

Por algún motivo que no acabo de comprender se ha popularizado “CRM” como equivalente de “sistema de gestión” así que si en tu mente el CRM factura, borra ya ese concepto de tu cabeza. Un CRM no factura.  

Si quieres saber algo más sobre CRMs, puedes este artículo del blog

¿Vale la pena pagar por un CRM?

Si eres una empresa con un equipo comercial de más de 3 personas: sí, 100%

Si estás en otra situación, hay que valorarlo. Sigue leyendo! 

Negocios online que venden via email marketing

Si tienes un negocio online basado en la captación de suscriptores, funnels y ventas en piloto automático, tu CRM es tu sistema de email marketing. No necesitas nada más. 

¿Ah no?

Pues no. 

Un CRM registra clientes potenciales, posibles ventas y seguimiento de esas oportunidades. Tú tienes todo esto (y más) en tu sistema de email marketing: 

  • Potenciales clientes segmentados: los tienes en tu lista, ya sea en etiquetas, listas, segmento, grupos o lo que uses. 
  • Posibles ventas: tienes registradas a todas las personas que entran en cada funnel en función del % de apertura y clic
  • Seguimiento de ventas: si no compran en un funnel, puedes rescatarles para otras campañas porque ya los tienes segmentados. 

Además si integras tu sistema de email marketing con tu tienda online, tendrás toda la información de quién ha comprado qué. Eso no te lo dará un CRM, a no ser que tengas un presupuesto muy generoso. 

Advertencia a navegantes: para usar tu sistema de email marketing como CRM, necesitas dominar la segmentación y la interpretación de datos. Si no lo tienes claro, ya sabes dónde estoy!

Recomendación práctica

En realidad cualquiera te sirve. Si estás empezando, mi recomendación siempre es Mailerlite. Si eres más profesional y tienes más de 3.000 suscriptores, un Active Campaign te dará mucha flexibilidad.

Negocios que venden online y offline

Aquí estamos la mayoría. Hay pocos negocios que facturen 100% del online sin apoyarse en colaboradores y redes humanas. El problema de este modelo, es que tienes la base de datos dividida: una parte en email marketing y otra en… bueno donde puedes :)

¿Hay solución mágica?

No. 

Francamente, por experiencia, funciona mucho mejor montar un sistema de proyectos con un proyecto que se llame “prospectos” o “ventas” que no montar un CRM.

¿Por qué?

Porque ya que tienes la base de datos partida y eso no hay quien lo arregle, tienes toda la gestión de tu negocio en un solo sitio: tareas de venta, proyectos de clientes, marketing, acciones online, preparación de post de redes, etc. 

En mi experiencia, esta solución da mejores resultados que entestarse en montar un CRM sí o sí, porque fulanita lo tiene y dice que le va super bien. 

Te cuento cómo lo tengo montado yo por si te sirve de ejemplo

Recomendación práctica (mi sistema propio)

Después de dar vueltas por 5 sistemas de proyectos.. finalmente hemos llegado a Clickup y aquí nos quedamos. 

Tenemos varios grupos (boards) y uno de ellos es  CLIENTES. Ahí dentro tenemos una lista para clientes y otra para prospectos. De ese modo, cuando un prospecto se convierte en cliente, solo tenemos que arrastrarlo a la lista de arriba y se lleva todo el historico de comentarios, ficheros, etc. 

Además como dentro de cada Prospecto puedes poner subtareas, gestionamos las llamadas, reuniones, seguimientos, etc desde ahí. No tenemos una ficha como tal de cada cliente, pero si tienes una buena nomenclatura de tareas y pones los datos de contacto en la descripción, no necesitas nada más. 

¿Y si tengo un negocio offline?

Este es un modelo complejo que se ha destruido con la pandemia del 2020. Los negocios que venden exclusivamente offline, van a morir. Sorry si estás en este grupo, pero alguien tiene que decirte las cosas claras. Si no puedes cobrar online, reservar online o gestionar tu agenda online (porque si eres masajista, ya sé que no puedes dar el servicio online!), tu negocio está en franca desventaja. 

Quizás ha llegado el momento de tener datos. Un CRM te dirá de dónde vienen tus clientes, qué clienta te trae a más amigas, qué evento te genera mayores beneficios, qué networking te sale a cuenta y cuál es una pérdida de tiempo. 

¿Te da pereza?

Sí, lo sé, pero tienes que empezar a digitalizar por algún sitio, amiga, y el CRM es una entrada suave al mundo digital. 

Advertencia: el paso a un CRM requiere que uses agenda digital, preferiblemente Google Calenda o Ical, y que tengas constancia. Un CRM da resultados buenos a los 2 o 3 meses de meterle datos sin desfallecer. No te rindas!

Recomendación práctica

Si estás en modo no gastar ni un euro, bitrix me parece una solución muy recomendable. A mi personalmente, me gustan los CRMs que van integrados con facturación. Puedes empezar con Billage que por 8€ al mes, tienes un CRM muy bien pensado y si a futuro necesitas facturar, le añades facturación y no tienes que andar trasladando datos de un lado al otro manualmente. 

Si eres offline, tienes un equipo comercial de más de 2 y estás en excel.. deja de leer y pídeme presu para montar un ERP como dios manda, porque sino vas a morir este año. 

¿Te apetece saber más sobre el tema? Ya sabes, puedes comentar aquí abajo o mandarme un mail para pedir más información!

 Que nada te pare, que nadie te venda lo que no necesitas :)