La clave para que tu tienda online funcione es elegir uno de los sistemas de pago online que genere confianza. Aunque hemos evolucionado mucho en los últimos diez años, poner el número de tarjeta online aún nos da respeto. Es especial si no conocemos el sistema de pago o vemos algo sospechoso. Siempre hay un hacker al acecho, y eso es cierto.

 

Hoy te ayudo a entender los diferentes tipos de sistemas de pago para tu tienda online y cómo elegir el que más te conviene utilizar.

 

¿Qué tipos de sistemas de pago existen para tu tienda online?

 

Vamos a empezar por el principio porque no siempre necesitas un TPV o un Paypal.

 

  • Contra-reembolso: es el sistema más antiguo que ya se usaba en los años 60 para las compras por catálogo. el cliente paga en mano cuando le entregan el producto. Si trabajas con un tipo de cliente que no suele pagar con tarjeta, es una opció
  • Transferencia bancaria: da mucha seguridad porque el cliente emite desde un banco a otro banco. El problema lo tienes tú: por un lado no controlas cuándo te pagan los clientes y a final de mes tienes un follón importante cuadrando ventas con transferencias
  • Domiciliación bancaria: si cobras cuotas fijas mensuales, es la mejor opción. Necesita algo de papeleo y de un sistema contable que genere remesas, pero te ahorra los problemas de las transferencias. Si tus clientes no tienen saldo en la cuenta, no lo uses porque te generará gastos innecesarios
  • TPV Virtual: TPV es un Terminal de Punto de Venta ( la «maquinita de la tarjeta» que tienen los comercios físicos) en versión virtual . El banco instala una “máquina de tarjetas” en tu web. Así puedes cobrar y el dinero va directo a tu cuenta, menos por una comisión que se lleva el banco
  • Pasarelas de pago online: Se trata de empresas que garantizan el pago sin ser un banco. Tu depositas tu dinero en tu monedero virtual y ellos lo entregan a otro monedero virtual. Cada monedero va asociado a una cuenta bancaria. La ventaja es que la pasarela gestiona incidencias en las compras y disputas, de modo que ofrece una seguridad adicional al comprador. La pasarela más conocida es Paypal

 

¿Cuánto vale poner en marcha un sistema de pago online?

 

Poner un sistema de pago online en tu tienda tiene dos tipos de costes: fijos y variables

 

Costes fijos:

Se trata de aquellos que tienes vendas 10.000€ o vendas cero. Si no eres bueno con las cosas técnicas, aquí se incluye el coste de programar el sistema de pago online en tu web. Así como los costes de mantenimiento cuando hay un problema técnico.

También algunos TPVs bancarios tienen costes fijos. ya sea por acceder al servicio o por mantenerlo operativo.

La mayoría de bancos, cobran tarifas fijas superiores cuanto menor es la facturación. Por ejemplo, mi primer TPV virtual fue con ING y si no vendías nada te cobraban 19€ al mes. Si vendías más de 500€ era gratis.

Si es la primera vez que intentáis vender algo online, un TPV virtual puede resultar una ruina en caso de no lograr vender.

Las pasarelas online no tienen coste de alta ni de mantenimiento, pero sus comisiones son mayores

 

Costes variables:

En su mayor parte son comisiones sobre las ventas. Si vendes poco, pagas poco, si vendes mucho pagas más.

En los TPV Virtuales bancarios, el porcentaje varia según el banco y según el volumen de ventas, pero la mayoría oscilan ente el 0,70% y el 1%.

En las pasarelas de pago, hay más disparidad, pero las dos más conocidas son Paypal y Stripe.

  • Paypay: 4,4% de la venta + 0,35€ por transacción. Es decir si vendes un producto de 2€, te quedas con 1,56€. si estás fuera de la UE, puedes consultar las tarifas aqui
  • Stripe:  1,4% de la venta + 0,25€ por transacción. Con el mismmo ejemplo, te quedarías con 1,62€. si quieres más información sobre tarifas internacionales, puedes consultarlas aqui

 

Ejemplo práctico (como los problemas del cole…)

Vendes cursos online de 29,99€ y este mes has vendido 5.

Has cobrado a tus clientes 149,95 + IVA = 180,89€.

¿cuánto te llega a la cuenta corriente?

 

No olvides que hay ahí 31,49€ de IVA que no son tuyos, son del ministerio.

 

¿cómo elegir un sistema de pago online?

 

Como en todo, no hay una respuesta válida para todos los negocios. Cada uno debe tener en cuenta las necesidades de sus clientes y las propias.

 

Para un negocio online, las dos mejores opciones son TPV Virtual o pasarelas de pago. Las otras opciones no son cómodas para una tienda online de productos o servicios. Si tienes una asociación o cobras a tus clientes cuotas fijas, sin duda alguna, la domiciliación es tu solución.

 

Los criterios a tener en cuenta son:

 

  • El precio de tus productos: no es lo mismo pagar 4,4% + 0,35€ por transacción, cuando vendes bisutería de 1€ que cuando vendes un curso de 600€. Cuanto más alto sea el precio, menor es el impacto del coste fijo.
  • Certeza de tus ventas: si ya vendes 1000€ al mes, no lo dudes: TPV bancario ya porque ganarás más dinero. Si es tu primera aventura en la venta online, pon Stripe y a ver qué pasa. No te recomiendo montar un TPV para “hacer inventos”.
  • Dónde vendes: la confianza de tus consumidores en un sistema de pago online es local y cultura. En algunos países como USA están más extendidos sistemas como Google Wallet o ApplePay, mientras que en España prácticamente no se usan.  Si vas a vender mucho en Asia, Kliknpay debe ser una de tus opciones.  Es importante analizar el mercado antes de tomar decisiones, porque si tus clientes no confían en el método de pago, no comprarán. Incluso existen pasarelas de pago online por sectores como Zombaio especializada en entretenimiento para adultos.

 

Vender online se presenta en muchos blogs como el BBB: bueno, bonito y barato. Si no logran implantar un sistema de pago online que genere confianza no lograrás las ventas que deseas. Pero tampoco te dejes el sueldo en montar una super plataforma si no tienes certeza de que cubrirás costes.