Soy usuaria de Kajabi. Lo digo abiertamente y eso genera muchas preguntas a mi alrededor del estilo ¿qué es Kajabi, qué tiene de bueno, qué tiene de malo, cuánto cuesta? pero la pregunta más frecuente es ¿vale la pena pagar 199$ al mes por esta plataforma?

En este artículo voy a responder a estas preguntas con lenguaje sencillo y comprensible para que puedas tomar la mejor decisión para tu negocio de cursos online.

Kajabi es una plataforma en la nube para crear y vender cursos online sin tener que hacer nada fuera de la plataforma. Es lo que se conoce como “all-in-one” o todo-en-uno. Podrías usar Kajabi enlazado a un sistema de facturación local y no usar nada más para gestionar todos tus cursos, promociones, webinars, escuela online, pagos digitales, alojamiento de contenidos, exámenes a tus alumnos, etc. 

¿Qué puedes hacer con Kajabi?

Puedes cubrir el ciclo de vida completo para promocionar y vender tus cursos online:

  • Creación de formularios para captar suscriptores.
  • Elaboración de páginas de venta o landings con plantillas.
  • Email marketing: newsletters, automatizaciones, etiquetas, segmentos, etc.
  • Creación de productos con diferentes precios, promociones y descuentos.
  • Alojar el contenido de tus cursos en vídeom texto y/ o descargables.
  • Gestión de tu escuela online: accesos, pagos recurrentes, bonus, etc. 
  • Dar de alta, enviar enlaces y pagar a tus afiliados
  • Pasarela de pago /carrito de la compra.
  • Evaluaciones de conocimientos tipo examen.
  • Enlace con Pixel de Facebook y Google Analytics.
  • Si quieres, puedes hasta alojar tu web con Kajabi y tener tu blog en el mismo sistema.

Vale alba, pero todo esto lo puedo hacer con WordPress de gratis

Kajabi cubre todo lo que haces con tu “frankenstein” (como los llama Gloria) . Un frankenstein es una combinación de trozos inconexos que has recosido juntos a base de tutoriales de YouTube y le das vida invirtiendo unas horas que no tienes.

El frankestein más común es: Mailchimp/Active Campaing + Woocommerce + WordPress + ThriveLeads + LearnDash + ElementorPro + RestrictContentPro.

¿Te suena?

Un frankestein se construye sin darte cuenta porque vas añadiendo plugins a medida que tienes nuevas necesidades, pero llega un punto en que la bestia se vuelve inmanejable y debes plantearte cómo seguir creciendo porque el frankestein se desmonta cada tres por tres y te genera grandes dosis de frustración y estrés. 

Si cada vez que oyes “plugin” mueres de pereza, una plataforma integrada te flipará.

Lo mejor de Kajabi:

Podría decir muchas cosas buenas, pero voy a ser equitativa y decir 3 buenas y 3 menos buenas. Empiezo por los tres elementos por los que Kajabi destaca muy por encima del modelo «frankestein». 

Rentabilidad por suscriptor sin excels

Como cada cliente/suscriptor es único en todo el sistema, en su ficha puedes ver: de donde ha salido y cuanto te ha comprado. Así que puedes trazar qué leadmagnet te ha generado más ventas.

En la ficha de cada suscriptor puedes ver lo que ha comprado y el total de ingresos acumulados de todos los productos a lo largo del tiempo (ver imagen abajo)

¿Cuánto tardas en hacer este cálculo con tu frankestein?

REntabilidad por suscriptor Kajabi

Accesibilidad móvil excelente

El frankestein no es gestionable desde tu móvil. Esa es la realidad. No poder trabajar desde el móvil te limita poder aprovechar horas muertas como trenes o metros. Además te obliga a cargar siempre con el portátil a todos lados y andar suplicando wifi por los bares.

Kajabi te permite retocar una landing mientras tomas un café entre cliente y cliente o preparar una campaña de mail en la puerta del cole. 

Acceso movil a Kajabi

Automatizaciones de todo tu negocio

Imagina que montas un webinar y por lo que sea tienes que cambiar la fecha. ¿Sabes lo que le pasa a tus secuencias de mails, páginas de ventas, fechas de validez de las promociones, etc etc? Que los cambias tú a mano.

En Kajabi todos los elementos dependen de una fecha de un “evento” y cuando cambias la fecha del evento, tachaaaaaannnn todo lo demás se mueve solo!!  Dos ejemplos más: puedes mandar una campaña u oferta automática en función de los resultados de los exámenes de tus alumnos o programar un mail con las nuevas contraseñas el día de inicio del curso. Todo esto sin tener que intervenir tú.

Lo menos bueno de Kajabi:

Como todos los sistemas, Kajabi no es para todo el mundo. Aquí te dejo 3 casos en los que creo que no se adapta a todos los públicos.

Email marketing sin complicaciones

Si vienes de Active Campaign con 6 secuencias super complejas, con elementos de división de tus automatizaciones, no uses el email marketing de Kajabi que te va a doler todo.

Si “división de la automatización” te suena a chino mandarín, el email marketing de Kajabi te va a servir divinamente: puedes crear tus newsletters, programar mails, crear secuencias de tantos mails como necesites con buena entregabilidad.

La analítica también es fácil pero no detallada. Si trabajas con mucho detalle los ratios de lectura y apertura, desesperarás con su simpleza.

Diseño sin personalización al píxel

Si eres diseñador o te gusta tener la web perfecta píxel a píxel, Kajabi no es para ti. Kajabi está pensado para los que no sabemos diseñar y amamos las plantillas probadas y bonitas. Si estás en este grupo, Kajabi es maravilloso: montas una página de ventas en menos de 1 hora (literal). Ahora bien, si quieres mover un elemento 3 píxels más a la derecha… no vas a poder.

El único modo de customizar pantallas a este nivel es mediéndole mano al código, pero para eso necesitas el pack de 399$/mes y un programador de confianza. Ahí el coste del proyecto se desmadra.

El esfuerzo de migrar tu contenido

Kajabi es una plataforma diseñada para funcionar de modo autónomo, así que tienes que subir todo el contenido “a manija”. Si tienes muchos cursos es un trabajo que requiere algo de tiempo.

Del mismo modo, el día que quieras salir, vas a tener que cargar todos los cursos en otra plataforma porque posiblemente no podrás migrarlos automáticamente. 

De ahí la importancia de tener claro si Kajabi es para ti o no antes de embarcarte en esta aventura.

¿Cómo saber si Kajabi es el sistema para ti?

Para que te sea fácil decidir, te dejo dos listas, si cumples varios de estos conceptos, podrás saber rápidamente si Kajabi es la solución a tus problemas o no.

Kajabi te va a encantar si:

  • Vendes cursos online/tienes una academia online

  • Cobras online via stripe o paypal

  • Pasas más del 50% de tu tiempo lejos de una mesa de trabajo

  • No te aclaras con los temas tecnológicos y “plugin” te suena a “complicación segura»

  • Necesitas crecer sin dedicarle más horas a la parte técnica de tu negocio

  • Ya estás vendiendo online y sabes lo que funciona y lo que no

  • Te asusta ver el coste de crecer con tu frankestein a cuestas

Kajabi no es para ti si:

  • Vendes producto físico

  • Eres diseñador o tienes una imagen online muy milimétrica

  • No has vendido nunca online y quieres hacer una prueba low-cost

  • Te encanta toquetear por dentro de tu software y adaptártelo a tu manera

  • Eres un crack del email marketing y de las venta online con técnicas tipo flashsales que Kajabi no puede gestionar

No hay un sistema que sirva para todos los casos igual de bien. Hay que elegir después de un buen análisis que tenga en cuenta el momento de tu negocio, tu personalidad, tus conocimientos, tu presupuesto y tu visión de futuro.

Kajabi puede ser maravilloso para una persona y lo peor para la siguiente, porque todos somos personas diferentes con negocios individuales.  Por eso no «siento cátedra» a favor de nadie. No diré «ponte Kajabi si o sí» porque sería una mentira. Si quieres saber más sobre mi viaje desde Woocommerce hasta Kajabi , puedes leerlo en este artículo.

No creas a nadie que te diga «este es el mejor sistema». Debes aprender a valorarlo según tus circunstancias, para tomar una decisión sin dudas.

¿Verdad que no compras pantalones preguntándole a la vecina, Y tú, ¿qué talla usas?  y te la compras sin probártela? Pues no compres software para tu negocio con el mismo método, please.

¿Quieres valorar al detalle si Kajabi es para ti?

Puedes darte de alta durante 2 semanas para probarlo gratis. El problema es que Kajabi es tan amplio que tardas 2 semanas en entender como funciona.

Si quieres valorarlo en serio, te ofrezco una solución: te llevo de la mano y en 8 horas dejamos todo tu negocio montado para que puedas probar durante el resto de las 2 semanas. No tendrás que investigar y descubrir por ti sola cómo es la lógica de Kajabi y podrás sacarle el máximo provecho a tus 15 días de prueba gratuita para tomar una decisiónsin dudas sobre Kajabi. 

Deja de vivir con la duda, puedes ver más información AQUI