Trabajar tu email marketing es un curro: escribir newsletter, segmentar al público, mantener el interés, estrategia, contenidos… pero si no cuidas la entregabilidad, no sirve de nada. Si no entiendes como conseguir que tus mails lleguen a la bandeja de entrada de tus suscriptores, estás tirando horas y pasta a la basura. 

Es como comprarse un Audi A6 para ir a 60 por el carril del medio: podrías ahorrar mucha pasta para conseguir el mismo resultado. 

Conseguir que tus mails se entreguen en la bandeja principal no es fácil. Allí a fuera, la red es una jungla llena de algoritmos anti-spam. Tu mail tiene que sacar sus mejores armas para llegar a tu destino intacto y sin un rasguño. A veces llega, pero algo perjudicado, otras solo a trozos, otras se queda por el camino. 

¿Qué puedes hacer tú para garantizar una entrega correcta?

No puedes garantizarlo. Esta es la primera norma que debes aceptar. Jode leerlo, lo sé, pero es mejor que lo sepas ahora antes de lanzarte a lo bruto a invertir en email marketing. Debes aceptar con firmeza y sin lágrimas que una parte de tus mails nunca se leerán.

No puedes garantizarlo, pero sí puedes dotar a tus emails de las mejores armas de batalla para que lleguen a su destino en las mejores condiciones. Y de esto va este post: mejorar tu entregabilidad.  

¿Qué es la entregabilidad?

Es la capacidad de tu email de llegar a la bandeja de entrada.  Así de simple (y de complejo). 

Como usuarios nos ENCANTA no tener la bandeja llena de mails que nos ofrezcan alargar el pene o heredar de un pariente africano, pero como marketers nos da rabia estar en la misma categoría. 

Podemos medir la entregabilidad en 4 grandes resultados:

  • Tu mail llega a la bandeja de entrada intacto = Eres el amo
  • Tu mail llega parcialmente o va a la bandeja de promociones de gmail = entregabilidad buena
  • Tu mail se va a la carpeta de spam = tenemos un problema arregable
  • Tu mail muere en el ciberespacio y no llega = tienes un problema grave

¿Cómo puedes mejorar tu entregabilidad?

Lo primero que hay que aclarar, es que la entregabilidad, como los problemas de la vida se divide en 3 esferas: la que puedes accionar, la que puedes influenciar y la que no depende de ti. 

Debes preocuparte de tener impecable la primera, controlada la segunda y entender como funciona la tercera para no cargarte el trabajo en las otras dos.

Mejoras que no dependen de ti (pero que debes entender)

Los algoritmos antispam, igual que los de posicionamiento mutan, evolucionan y son bastante opacos. No hay una receta perfecta de como llegar a la posición 1 de Google ni de cómo aterrizar en la bandeja de entrada. Nos basamos en hechos, datos y observaciones. 

Esta es la parte que no puedes controlar: un dia tus mails pueden empezar a entregarse en Spam sin que hayas cambiado nada. Por eso tienes que estar al tanto y analizar resultados para tomar medidas rápidas, pero no puedes evitarlo en si. 

Es importante entender es que la entregabilidad es colectiva no individual. Como tu envías tus mails a través de un proveedor de email marketing, tipo Mailchimp, MailerLite o Active Campaign todos los mails salen en condiciones similares: los tuyos y los del vecino.

El prestigio de tu proveedor frente a los algoritmos anti-spam influye en como se entregan tus mails, pero el comportamiento de tus vecinos de servidor es aún más importante. 

Si tu vecino de servidor tiene una lista de mierda, tus mails huelen mal. 

De ahí que cada vez haya menos proveedores gratuitos: los usuarios gratuitos tienden a tener listas de M, más que los de pago. Si un proveedor de email marketing permite que sus clientes tengas listas de cualquier manera, eso afecta a todo el mundo: los que pagan y los que no. 

Creo que esta es la verdadera razón de fondo por la que Mailchimp ha liquidado su prestigio internacional como “proveedor gratis mundial”

Mejoras que influyen

Aquí es donde encontramos las decisiones “de calado”, las que tomas al principio y luego cuestan de modificar:

La decisión sobre el proveedor de email marketing

La entregabilidad es la razón 1 por la que no deberías hacer email marketing con cualquiera porque es gratis.

De hecho cuanto más suscriptores gratis permita, más roña habrá dentro y peor se entregarán tus mails. Punto a parte merecen los que deciden hacer email marketing desde su propio WordPress con MailPoet_ o sabes lo que es un MX o no lo intentes porfa. 

Las ganas de currar

Te lo he dicho en la primera frase: hacer email marketing es un curro, pero no solo de generar y enviar contenido: el buen email marketing se hace en excel, amiga.

Para tener resultados contantes y sonantes, tienes que dedicarle tiempo a medir, analizar y mejorar. No hay más.

¿Te duele la cabeza solo de pensarlo? Si te apetece te ayudo todos los meses en el grupo de trabajo M&M (Medir y mejorar)

Mejoras que debes trabajar porque dependen de ti

Esto son elementos que estan 100% en tus manos, son los elementos que puedes modificar para mejorar la reputación de tu correo. 

Usar un mail de dominio

No se puede hacer email marketing desde un gmail. TODO el spam del mundo se hace desde cuentas gratuitas. Tienes que demostrar que eres un negocio lícito que envía mails importantes. Eso no se hace desde gmail, hotmail o yahoo. 

Si puedes, usa un mail que ya tenga una reputación, es decir un mail que uses habitualmente y que la gente tenga guardado en sus contactos, tus mails llegarán más fácilmente a la bandeja de entrada que si usas un mail exclusivo para las news. 

Mantener tu Lista Limpia

La reputación de tu mail depende de que escribas mails a personas que existen. Una lista impecable es una lista donde todos los mails son válidos. Un par de ejemplos: 

  1. si alguien se apunta a tu lista y con las prisas escribe “@gmial.com” en vez de “@gmail.com” nunca va a recibir tus mails
  2. Si tu ex jefe cambia de empresa y su antiguo mail de trabajo deja de existir, ese suscriptor ya no recibe mails.

¿Como mejorar la limpieza de tu lista?

  1. Con el doble opt-in activado
  2. Con revisiones periódicas

Contenido Aburridos no promocional

Lo sé, tu quieres que tus mails sean SUPER MONOS, pero los mails supermonos, son claramente promocionales. En el día a día no escribes mails maquetados por un diseñador.

Un algoritmo anti-spam sabe que un mail aburrido es un mail de trabajo y lo deja pasar. Un mail con 3 fotos, un botón de “comprar ahora” y un gif… no suena a mail de trabajo por muy bonito que quede. 

BONUS track: si trabajas con empresas grandes más que con autónomos, tienes que saber que Outlook bloquea todas las fotos de tu mail, así que no te vale la pena ponerlas. 

Lo mismo con el título : “ahora gratis, por tiempo limitado” no es un buen título.

¿Puedes usarlo un día puntualmente? ¡Pues claro! Pero si todos tus títulos contienen “gratis” al final te cargas la reputación de tu correo. 

¿Te has quedado un poco de bajón? No te preocupes, la parte técnica del email marketing tiene su miga, pero a mi me fascina.

Si quieres saber más explicado en lenguaje comprensible, te invito a descargar ahora mi masterclass gratuita sobre como recomiendo a mis clientes montar la parte técnica de su email marketing. Contiene las 3 claves: entregabilidad, segmentación y automatización.